2

Superar la amaxofobia y miedo a conducir con hipnosis

amaxofobia

Superar la amaxofobia y miedo a conducir con hipnosis

 

La amaxofobia o miedo a conducir es una fobia que padecen muchas más personas que las que puedas llegar a imaginar. La mente inconsciente de quien padece de esta patología psicológica interpreta que conducir un auto representa un peligro inminente.

Es decir, la amaxofobia es la firme convicción de que sucederá algo terrible al momento de conducir. Y aunque las probabilidades de sufrir un accidente automovilístico son palpables, lo cierto es que esta patología no es más que un miedo exagerado al hecho de conducir.

La reacción del amaxofóbico tiende a ser exagerada, y casi siempre viene acompañada de episodios de ansiedad desmesurada y ataques de pánico ante la simple idea de tener que colocarse detrás de un volante.

Lo que sienten

Esta patología psicológica inhabilita a la persona para conducir, por lo que debe utilizar otro medio de transporte, aunque en ocasiones si quiera montarse en un vehículo puede ser el detonante de su miedo irracional.

Quienes padecen de amaxofobia o miedo a conducir pueden ser tanto novatos del manejo de coches, como los conductores más antiguos, quienes anteriormente no solo podían conducir sin problema sino que incluso llegaban a disfrutarlo.

 

amaxofobia

 

Algunos de los síntomas, aparte de la ansiedad y el pánico, son los siguientes:

    •  Sudoración excesiva

 

    •  Mareos

 

    •  Náuseas

 

    •  Visión borrosa

 

    •  Angustia

 

    •  Taquicardia y pulsaciones

 

    •  Presión en el pecho

 

    •  Dificultad para respirar

 

    • Temblor corporal

 

Tal es la magnitud de los malestares que la persona que sufre de amaxofobia debe parar el automóvil y salir de él para poder aliviarlos y volver a su estado natural, de calma. Suele ser una experiencia tan traumática que quienes la padecen generalmente evitan conducir.

De esta manera se ve afectada negativamente la cotidianidad del individuo, y resulta imperante encontrar una solución para dicho problema. Especialmente en una actualidad donde tener y utilizar un coche se ha vuelto algo casi que imprescindible.

Afortunadamente la amaxofobia se puede curar con la ayuda de terapias cognitivas donde se trabaje con la mente inconsciente. La hipnosis para la amaxofobia, por ejemplo, funciona de maravilla en el tratamiento de este tipo de fobias.

 

amaxofobia

 

Cómo funciona

Es importante conocer que los pensamientos negativos que se encuentran en nuestra mente inconsciente no los creamos voluntariamente. Es absurdo pensar que una persona desarrolla este tipo de sentimientos a propósito, sabiendo los problemas que consigo traen.

Aunque en ocasiones se pueden llegar a recetar medicamentos para tratar la amaxofobia o miedo a conducir automóviles, estas solo hacen que “obviemos” el miedo para que este no nos controle.

Pero aunque estos fármacos nos permitan colocarnos detrás de un volante sin sentir pavor, lo más probable es que los pensamientos negativos vuelvan a nosotros cuando sus efectos comiencen a desvanecerse.

En este caso los episodios de ansiedad y pánico pueden darse de manera mucho más aguda y el problema se presentaría peor que al principio. Por lo tanto no es una solución ni viable ni duradera; lo único que conseguiríamos sería agudizar los síntomas y ocasionar la aparición de efectos secundarios.

Por otra parte, tenemos la hipnosis; una solución rápida y eficaz que no produce efectos secundarios. Para curar la amaxofobia y el miedo a conducir con hipnosis se debe trabajar con nuestra mente inconsciente, al igual que se haría si buscamos eliminar cualquier otra fobia.

La hipnosis trabaja el inconsciente de manera consciente. Es decir, aunque nos encontremos en trance, estaremos plenamente conscientes de que en nuestro subconsciente se están modificando los pensamientos y conductas que propician la aparición de la amaxofobia.

Con la ayuda de la hipnosis clínica, el especialista podrá “introducir” mensajes positivos donde se muestren las cosas tal cual son, y que nuestro cerebro deberá asimilar poco a poco para poder desechar la idea de que conducir resulta algo peligroso.

Las terapias de hipnosis son muy populares en la actualidad, ya que ofrecen muy buenos resultados y pueden ser utilizadas para tratar cualquier tipo de enfermedad o patología psicológica.

Así pues, superar la amaxofobia con hipnosis es una alternativa muy viable puesto que se trata de una terapia conductual que no tiene efectos secundarios, es rápida y efectiva. Sus resultados son siempre positivos ya que con esta terapia se eliminan los problemas de raíz.

2 comentarios

  1. Yo conozco a una persona, bueno es mí amiga que saco hace poco el carnet de conducir, le costo mucho porque tiene un pánico extremo al tener que montarse en coche y conducir. Le comentaré este artículo de este blog a ver sí le puede ayudar.

Deja una respuesta